Cómo evitar que te multen si viajas al extranjero en coche

Por en Consejos

Si en nuestros planes de vacaciones estos días tenemos previsto visitar un destino extranjero  en coche hay varios elementos que no se nos deben escapar en nuestra planificación, especialmente para evitar multas.

Hoy hacemos un repaso de todo lo necesario para que esta aventura en carretera no tenga sorpresas en forma de sanción, toda la información sobre el permiso internacional, la carta verde, los impuestos locales y no te pierdas los aspectos más llamativos de la normativa de circulación en algunos países.

Normas de circulación en países europeos

Un básico: la documentación

Un básico cuando viajamos en coche, y esto es extensible a cualquier territorio, es portar la documentación necesaria para poder circular, el permiso de conducción original y vigente y el Documento Nacional de Identidad. Normalmente, nos valdrán ambos para los demás países de la Unión Europea y fuera de la comunidad europea necesitaremos un permiso internacional. Para conseguirlo, lo expide la Dirección General de Tráfico, puedes informarte aquí. Esta documentación aplica al conductor, tanto si lleva su propio vehículo como si decide alquilar uno en el destino.

El vehículo también tiene su propia documentación reglamentaria: el certificado de matriculación, el seguro obligatorio vigente, la ficha de las características técnicas junto con la acreditación de haber pasado la ITV, los recibos de los impuestos de circulación y la carta verde, que certifica que un vehículo dispone de seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria, aunque esto último no es necesario para los estados miembros de la UE. Para mayor seguridad siempre hay que verificarlo con la propia aseguradora que se tiene contratada.

Ojo con la normativa de cada país

Una vez que hemos revisado toda la documentación, tenemos que tener clara la normativa en materia de tráfico en los países que vamos a visitar, ya que difiere de unos a otros, inclusive dentro de la Unión Europea. Es muy importante conocer las leyes del lugar de destino, e incluso en los países de paso, así como las sanciones que pueden aplicarse.

Y decimos incluso en los países de paso, porque cada vez más se está implantando un sistema de vignette o viñeta, que consiste en un impuesto para poder circular por sus carreteras. Austria, Bulgaria, República Checa, Hungría, Montenegro, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia y Suiza cobran por utilizar sus carreteras, y aunque no pernoctes en su territorio. Por ejemplo, en el caso de esta última el pago anual es de 40 francos suizos (unos 33 euros), que habrá que abonar sí o sí siempre y cuando queramos hacer uso de alguna de sus carreteras.

¡Atención a las particularidades de cada normativa!

  • Tu propio alcoholímetro: desde el 1 de julio es obligatorio en Francia llevar en el vehículo un alcoholímetro individual, asemejándolo así en este país a otros elementos requeridos como el chaleco reflectante o la documentación que hemos mencionado antes. No obstante, si tenías pensado pasar por tierras galas hasta el mes de octubre no comenzarán a multar por esta infracción.

No está de más decir que lo mejor a la hora de coger el volante siempre será evitar beber alcohol. En algunos países, como Hungría, República Checa o Rumanía no se permite ni una gota, el límite es cero grados.

  • Apagando fuegos: el triángulo y el chaleco reflectante son los dos elementos obligatorios más habituales en la zona europea, pero habrá que añadir en algunos países un botiquín de primeros auxilios y ¡un extintor!, como en Bélgica o en Polonia.

Para averiguar en detalle la reglamentación de cada país puedes visitar la página web que la Comisión Europea ha creado para tal fin.

Y ahora que lo tenemos todo bajo control, sólo nos queda decir ¡bon voyage!

Valora este artículo

Bujías

Bujías
Soy la mascota de Reparamiauto.com. Te traigo las mejores ofertas para la reparación o mantenimiento de tu coche. También te doy consejos para ahorrar. Puedes encontrarme también en nuestra página de Facebook.


Los comentarios están cerrados.