Últimamente nos están intoxicando con noticias sobre el pasado CES, el CES 2014 que se celebra anualmente, pero ¿qué es y qué relación tiene con la automoción? Pues bien, el CES no es más que el Consumer Electronics Show, la feria más importante sobre electrónica y tecnología de consumo celebrada en Las Vegas anualmente a principios de enero.

Yo he sido muy fan de regreso al futuro. Cuando de niño veía ese DeLorean DMC-12 con todo de aparatitos por todos lados me imaginaba metido en algo así en el futuro, pero la verdad es que la realidad supera la ficción y gracias a la sinergia que se ha podido comprobar este año entre tecnología y vehículo, los «aparatitos» a los que tenemos acceso no son tan burdos, están completamente integrados y no ocupan tanto lugar como en el vehículo de la trilogía de Regreso al Futuro.

Este año hemos podido ver que en el CES se ha querido ir más allá para que el paso definitivo de integración de tecnología en el vehículo sea lo antes posible y con la mejor experiencia de usuario posible. Para ello, marcas como Google, han promovido la creación de la Open Automotive Alliance que une a Google con General Motors, Honda, Audi, Hyundai y el fabricante de chips Nvidia con el objetivo de proporcionar a los coche de cierta inteligencia y que puedan utilizar aplicaciones desarrolladas para el sistema operativo Android (versión para coches)

Los principales fabricantes que han querido estar presentes en esta importante concentración de tecnología de consumo para mostrar sus últimas creaciones ha sido: Audi, BMW, Chrysler, Ford, General Motors, Kia, Mazda, Mercedes y Toyota. En este elenco de marcas me faltan algunas de muy alta gama a las que tengo gran aprecio y que quizá creen que pueden estar al margen de un evento así  pero seguro que saben, a ciencia cierta, no estar presentes en él repercute en la imagen de marca y su reputación.

Como ha habido gran asistencia, por parte de las marcas, a esta conocida feria, hemos decidido sintetizar las más destacadas y dividirlas en dos entradas, explicando todas sus novedades. Así pues, la primera parte está formada por las marcas Audi, BMW, Chrysler y Ford, de las cuales podemos destacar lo siguiente:

AUDI

Se ha presentado en el CES con importantes desarrollos tecnológicos. Uno de ellos es la iluminación láser, que sustituirá, a bien seguro a la iluminación LED, pese a que actualmente se combinan ambas en el  Audi Sport Quattro Concept. Se trata de una tecnología capaz de iluminar 500 metros más que la iluminación LED. Un cambio significativo en lo que se refiere a experiencia de usuario es el cuadro de mandos que presentó en su nuevo modelo TT. Audi ha sustituido los marcadores digitales por una pantalla LCD en la que se integra toda la información del vehículo y que además es totalmente personalizable por el conductor.

Además Audi presentó un «cerebro» al que denomina zFAS y con el que se consigue la conducción autónoma. Este avance aun no se integrará en ningún modelo pero están a punto de empezar a introducirlo en alguno de ellos. Lo bueno de esta tecnología a diferencia del coche autopilotado de Google es que los escáneres, sensores de proximidad por ultrasonidos, láseres y cámaras están muy integrados en el coche y apenas se aprecia ninguna diferencia entre un Audi con tecnología autopilotada zFAS y uno que no disponga de ella.

 

BMW

Se ha presentado en el CES con los deberes hechos. Ha mostrado básicamente 4 líneas de trabajo que a buen seguro implementarán en serie en breve e incluso alguna ya lo hacen con el BMW i3.

Una de las tecnologías bmw-conducción-autónoma-ces-2014-05desarrolladas y mostradas en el CES fue la del coche autónomo. Se mostró como la tecnología desarrollada por BMW más puntera permite que el conductor sea un mero espectador cuando esta tecnología está en funcionamiento. Los sistemas desarrollados son capaces de actuar sobre acelerador y freno de manera que la sensación de conducción es de suavidad absoluta.

BMW también mostró la alianza que ha gestado con Samsung, de forma que el nuevo i3 es capaz de mostrar información de sus baterías y otra información a través del Samsung Galaxy Gear, un smartwatch de Samsung. En este aspecto, BMW se ha subido al carro de los «wearables«, dispositivos tecnológicos que podemos llevar encima.

Un sistema múltiple de cámaras permite a los modelos de BMW que lo integren un enorme paso hacia la seguridad, no solo del conductor y acompañantes sino también del resto de personas del entorno pues el sistema es capaz de detectar peatones y actuar sobre los frenos para una frenada milimétrica y segura. También pueden reconocer el cambio de carril, reconocimiento de señales, asistente de colisión y gestión de tráfico a través de su sistema de STOP&GO.

El último paso tecnológico mostrado por BMW ha sido el de proporcionar a sus vehículos la capacidad de aparcamiento autónomo mediante sensores de ultrasonidos y el sistema de guía lateral. De esta forma, el conductor puede saber dónde hay un espacio para su vehículo y luego supervisar el proceso de aparcamiento.

CHRYSLER

Ha presentado en el CES su nuevo modelo del Corvette Stingray. La novedad del fabricante con respecto a este modelo es la de haberle equipado con un sistema de grabación, no solo de vídeo, sino de dinámica del vehículo al más puro estilo de los coches de competición. El sistema recoge datos de GPS, acelerómetros, acelerador, frenada, revoluciones del motor y otros parámetros al más puro estilo telemétrico de competición y todo esto puede ser compartido posteriormente. En este caso, más que avance tecnológico, lo veo como una llamada al riesgo puesto que los conductores tienen una herramienta que les está pidiendo constantemente que midan tanto los límites del vehículo como los suyos propios con su propia forma de conducir.

FORD

La compañía presentó avances para el uso de sistemas híbridos, más concretamente en el modelos Focus C-MAX Energi ConceptEn este modelo se utiliza un motor de combustión interna combinado con

C-MAXSolarEnergi_02_HR-800x454

 un motor eléctrico o que es capaz de recargar baterías mediante la conexión tradicional eléctrica o mediante el techo. Tiene un techo solar que permite recargar las baterías del C-MAX incluso mientras vamos en marcha, lo que le da más autonomía, en concreto de hasta cerca de unos 1000 km de autonomía combinada

La semana que viene continuaremos con la segunda parte de la entrada, donde os explicaré las grandes novedades tecnológicas aplicadas a otras marcas de automóviles.

 

.

Javier Romero
Partner / Owner PR3VENCON