Pues como lo prometido es deuda,  y como dije en el último post, os voy a explicar que llevo en el maletero de mi coche que funciona con GLP y  no es una bombona de butano.

Mi coche como todos los que funcionan con GLP suelen llevar instalado un depósito en el hueco de la rueda de repuesto y son los llamados depósitos toroidales. Su ventaja principal es que no roban ningún espacio al maletero del vehículo y la rueda de repuesto la podemos sustituir por un kit de reparación de pinchazos.

Hay otro tipo de depósitos que en el caso de que el propietario del vehículo no quiera perder  la rueda de repuesto, también se pueden instalar en el fondo del maletero o en un lateral y son los depósitos cilíndricos. En este caso no se utiliza el hueco de la rueda de repuesto, pero si pierde espacio en el maletero.

La capacidad del depósito toroidal siempre dependerá de las dimensiones del hueco de la rueda de repuesto, cuanto más grande, más capacidad puede tener el depósito.

En mi caso llevo un deposito toroidal de 50 litros, pero de capacidad real es de 40 litros, ya que la capacidad real siempre es de un 15-20% menor de su volumen, dado que hay que dejar un espació libre para la expansión del gas.

Habrá quien pueda pensar que la instalación de este depósito puede tener algún inconveniente, como es, el dejar de usar la rueda de repuesto o aumento de peso en el vehículo, o, incluso, la perdida de espacio en el caso de un depósito cilíndrico, pero la gran ventaja, y mi coche es el ejemplo, es que con 30 euros tengo mi deposito de GLP lleno y con una autonomía de 400 a 450 Km, y si termino el gas puedo continuar con gasolina. Por ello, debo decir que por mi parte, vale la pena pasarse al Autogas/GLP.

Tomeu Bonet
Emprendedor y autónomo, apasionado por las nuevas tecnologías y el motor. @tomeubonet www.mallorca-autogas.com