El otro día tuve un sueño rarísimo…

De repente me encontraba circulando en un vehículo de cuatro ruedas por una ciudad bien iluminada y rodeado de muchos conductores. Entre otros vehículos como el mío, caracoleaban unos más ligeros de dos ruedas y todos sorteábamos con ligereza a los mastodontes de gran tonelaje que estacionaban para descargar su mercancía.

La primera anomalía que ví en esta ciudad es que no tenía señales de tráfico. No había restricciones de velocidad, ni señales para ceder el paso, ni semáforos, pero todo el mundo circulaba a un ritmo constante y conseguía llegar a su destino.

En una de las calles encontré un vehículo estacionado en doble fila, y mi sorpresa fue que el usuario que circulaba en sentido contrario se paró y me permitió rebasar al estacionado…esto es muy raro, pensé yo.

Pero lo mejor estaba por llegar…

Al girar en un cruce (en el que no había ninguna señal) un vehículo impactó levemente contra el mío y, tras una rápida verificación de los daños, simplemente nos miramos y con una sonrisa nos pedimos disculpas mutuas.

A veces los sueños se hacen realidad, y este es uno de esos casos, la extraña ciudad se llama Supermercado y mi vehículo no era más que un carrito alquilado temporalmente a cambio de un euro.

¿Por qué todo cambia cuando cargamos nuestra compra en el maletero e intentamos salir de allí?

Resulta que nuestro coche dispone de luces con las que podemos indicar nuestras maniobras, tenemos normas que regulan el tráfico y señales para indicar la preferencia de paso, pero nos empeñamos en convertir el parking de los centros comerciales en junglas en las que pasa primero el más cabezota o el coche más grande…

 
parking-coches
 

Media hora antes hemos sido capaces de convivir con otros usuarios simplemente utilizando el sentido común y la educación, pero en el momento que arrancamos el coche nos olvidamos de todo y sacamos lo peor de nosotros mismos.

Sinceramente, solemos criticar las normas de tráfico, pero yo opino que sufrimos un problema de actitud al volante.

¿Os sentís identificados con ésta situación?

Espero vuestros comentarios.

Saludos…

José Fernando González
Car Lover @fesegosan