Corría el año 95 cuando el grupo zaragozano Héroes del Silencio triunfaba cantando aquello de: “…todo arde si le aplicas la chispa adecuada…”

Supongo que Enrique Bunbury no estaría pensando en su coche a la hora de componer el tema, pero su frase nos servirá de guía para hablar de un elemento de nuestro motor:

Las Bujías.

¿Para qué sirve una bujía?

Su cometido es bastante simple: generar una chispa para quemar la mezcla de aire y gasolina en el interior del motor.

¿Y no hace nada más?

No… de hecho, un mechero sin gas tiene las mismas virtudes que una bujía.

Entonces ¿Tampoco serán tan importantes para el coche?

Son importantísimas. La chispa de la bujía es la responsable de la combustión, sin ella el motor es incapaz de quemar la gasolina y generar movimiento.

bujias-2

Las bujías son piezas de desgaste y por lo tanto la calidad de la chispa que producen va disminuyendo con el tiempo. Si no están en buen estado no se realiza una combustión adecuada en nuestro motor, con lo perderemos rendimiento y malgastaremos gasolina.

Si notamos síntomas como perdida de rendimiento, tirones al circular o consumo elevado de gasolina, os recomiendo entrar en Reparamiauto.com y localizar un taller que nos verifique el estado de nuestras bujías.

Gasolina, gasolina y más gasolina, pero… ¿qué pasa con los Diesel?

Los motores Diesel no necesitan generar una chispa para quemar la mezcla de gasoil y aire, ya que ésta se auto inflama por presión.

Para que la mezcla pueda inflamarse al aplicarle presión es necesario que el interior del motor esté a una temperatura determinada.

En este momento entran a escena otro tipo de bujías: las de Incandescencia, comúnmente llamadas Calentadores.

bujias-3

Los Calentadores tienen la misión de elevar la temperatura de la cámara en la que se produce la combustión, y lo consiguen poniendo su extremo “al rojo vivo”.

El momento de mayor protagonismo de los calentadores es el arranque en frío. En muchos modelos diesel (sobre todo si tienen ya unos añitos) debemos esperar a que desaparezca el testigo amarillo en forma de muelle para poder arrancar.

cuadro-mandos

Este testigo indica que los calentadores están trabajando para calentar el interior del motor.

Con el paso del tiempo, los calentadores van perdiendo efectividad, dificultando el arranque y el rendimiento de nuestro motor.

Si nuestro coche es muy perezoso al arrancar por la mañana, posiblemente tengamos los calentadores en mal estado. Si los cambiamos a tiempo mejoraremos el arranque y no someteremos a tanto esfuerzo a la batería.

Tanto si tenéis un diesel como un gasolina, deseo que vuestra combustión sea de calidad. Con ello no causaremos tanto impacto en el medio ambiente, no derrocharemos combustible y podremos realizar una conducción más eficiente.

Saludos…