No, no me refiero a ningún grupo de superheroínas dispuestas a salvar al mundo de ataques extraterrestres…Quiero hablar de las cuatro ruedas (y la de repuesto) de nuestro coche que, gracias a sus “superpoderes”, nos mantienen dentro de la carretera curva tras curva haciendo que lleguemos a nuestro destino de una pieza.

Mientras que muchos personajes de ficción disfrutan de sus desplazamientos surcando los cielos de las grandes urbes, el resto de los mortales seguimos trasladándonos pegaditos al asfalto y dependiendo de su adherencia (espero que sea así por mucho tiempo…).

Este es el momento de parar, reflexionar y comprender que los neumáticos son los únicos puntos de contacto entre la carretera y el vehículo, de ahí su importancia.

Ahora podría empezar una disertación larguísima sobre tipos de neumáticos, medidas, códigos de velocidad, duros, blandos, etc…
Pero en lugar de esto, si tenéis que cambiar vuestras ruedas, mi consejo es que entréis en Reparamiauto.com y localicéis el taller que mejor se adapte a vuestras necesidades.
En el taller, no dudéis en explicar el uso que hacéis del coche (kilómetros anuales, ciudad o autovía, circulación por zonas especialmente frías) para que un profesional os recomiende el neumático adecuado.

Al igual que es importante llevar el neumático adecuado, también lo es su mantenimiento, y ahora viene lo mejor, meter aire a las ruedas…ES GRATIS!!.
Manteniendo las ruedas en buen estado ahorraremos unos cuantos euros anuales, además de garantizar nuestra seguridad.

Mujeres cambiando una rueda

Mujeres cambiando una rueda

Una de las cuestiones más importantes a la hora de decidir si un neumático está en buen estado es el DIBUJO. El grosor de los tacos y la profundidad de los canales, que es determinante para garantizar el agarre, especialmente en condiciones meteorológicas adversas.

Los canales que aparecen entre los tacos de la rueda son los encargados de evacuar el agua del asfalto. Si no son lo suficientemente profundos, no serán capaces de evacuar el agua y el neumático perderá agarre comprometiendo nuestra seguridad. A éste fenómeno se le conoce como Aquaplanning.

 

perfil del neumático

perfil del neumático

 

En el interior de los canales encontraremos los testigos, que son pequeños escaloncitos de goma. Debido al desgaste, los tacos reducen su altura llegando a emparejarse con los testigos, siendo éste el momento en el que debemos cambiar nuestras ruedas de manera urgente.

Os quiero enseñar un truquillo más fácil para comprobar el desgaste:

 

Truco para verificar la presión del neumático

Truco para verificar la presión del neumático

 

Si al introducir una moneda de 1€ en el canal de la rueda el taco es más alto que el borde dorado de la moneda, nuestros neumáticos todavía pueden circular.
Si el taco tiene igual o menor altura que la moneda, debemos cambiar nuestras ruedas.
Una pregunta ¿qué podemos hacer para desgastar de manera adecuada nuestras ruedas?

Fácil, mantener la presión adecuada.
Si mantenemos la cantidad idónea de aire en el interior de nuestros neumáticos, éstos se desgastarán de manera uniforme, durarán más y gastaremos menos combustible. Vamos, todo ventajas.

 

mujer inflando neumático

mujer inflando neumático

 

Entonces, si les metemos más aire de la cuenta ¿van a durar más todavía?

NO.

Me explico:

 

Presión correcta del neumático

Presión correcta del neumático

Como podéis ver en la imagen, si tenemos baja la presión de las ruedas, éstas se desgastarán mucho por las zonas exteriores pudiendo provocar un reventón.

Si la presión es excesiva (sobre inflado), se reduce mucho la zona de contacto entre la rueda y el asfalto, con la consiguiente pérdida de agarre, y desgastaremos de manera excesiva la parte central del neumático.

Para saber cual es la cantidad de aire adecuada, es preciso localizar en una pegatina en nuestro coche que nos indica la presión recomendada en función de la medida del neumático y del peso que arrastre el coche:

 

información de la presión de los neumáticos

información de la presión de los neumáticos

 

Es justo decir que a pesar de mantener nuestras ruedas con la presión adecuada y el desgaste óptimo, a veces se pinchan…

…y cuando se pinchan (siempre en el peor momento), nos viene a la cabeza una pregunta ¿estará bien la rueda de repuesto?

Por favor, cuando decidáis actualizar el estado de vuestras ruedas, no os olvidéis de la más útil de todas: la de repuesto.

Os recomiendo sacar cinco minutos para localizarla y verificar que tiene la presión adecuada, y si las leyes de Murphy son ciertas, una rueda de repuesto en buenas condiciones nunca se necesita…

Saludos…