¡Cómo cambian nuestras vidas cuando llega un bebé a casa!, y ¡cómo cambian nuestros coches!: la silla, los adaptadores, por no hablar de mil peluches, cuentos, mordedores, zapatos desparejados y mil cachivaches. No te vuelvas loco y te damos diez consejos de cómo no perder la calma con el bebé a bordo:

1.Elige en cada etapa del bebé la silla más adecuada: según la DGT, “Los menores de doce años que no alcancen 135 cm deben utilizar siempre dispositivos de seguridad adaptados a su peso y edad, tanto en los asientos delanteros como en los traseros. Una vez que crezcan y sobrepasen esta altura, ya pueden ir con los cinturones de seguridad del propio coche”. Tienes sillas de los Grupos 0, 0+, 1, 2,3 y alzadores.

Elige siempre sillas homologadas para mayor seguridad, aún siendo bebés, arriesgarás más sus vidas si recurres en las primeras semanas al cuco o a la silla portabebés. La instalación es más sencilla de lo que parece: sólo hay que ajustar la silla con el sistema ISOFIX que traen la mayoría con los asientos del coche, rodear la silla con el cinturón, asegúrate de que el cinturón pasa por la zona de las caderas del bebé y no obstaculiza cuello ni cara.

2.Vigilando que es gerundio: Sobre todo si no te acompaña otro adulto en el coche, te será de mucha utilidad un espejo de vigilancia para el bebé. Se coloca el espejo en el asiento trasero en el que se refleja su imagen y podrás ver con tu retrovisor. Existen varios modelos en el mercado, algunos incluso con giro de 360º para lograr el mejor ángulo.

3.“El viajar es un placer, que no suele suceder”: ya lo cantábamos con Miliki, viajar es un placer dependiendo de lo que le ofrezcas al bebé.

Si el viaje va a durar varias horas, es preciso:

  • Hacer descansos periódicos para que el bebé estire su cuerpo y relaje la musculatura. Cómo no para cambiarles, darles de comer…no cambies sus hábitos si no quieres molestias extra al ir al volante.
  • Entretenle: dependiendo de su edad, puedes ofrecerle juguetes, libros, música… Te recomendamos que sean juguetes que se anclen al asiento donde va o a su silla, así evitarás lanzamientos indebidos de objetos y que el coche se convierta en un campo de batalla J.

Puedes comprar la pareja de reposacabezas con DVD en el mercado por unos precios que oscilan entre los 100 a 250€ o si tienes tablet tienes una solución mucho más económica, un soporte reposacabezas para estos dispositivos por apenas 10€.

4.Protégele del sol: si es molesto para ti que conduces, para ellos también. En grandes superficies en la sección de automóviles tienes diferentes diseños de parasoles para las ventanillas traseras muy fáciles de instalar.

5.Abrigados lo justo: aunque sea invierno y haga mucho frío, al sentarlos en la silla, trata de dejarlos cómodos, quítale el abrigo y demás accesorios que puedan darle calor. Además afecta a su seguridad, porque si van con más ropa afecta a la tensión del cinturón a su cuerpo. Recuerda que bajo el cinturón deben pasar una distancia correspondiente a 2 dedos para que no afecte ni a seguridad ni a su comodidad.

6.Regula la temperatura del coche. Sea invierno o verano. Los niños son especialmente sensibles a la temperatura.

7.En caso de protestas o llantos siempre parar. Hambre, pañal sucio, calor o frío, aburrimiento, cansancio…no hay nada peor para vuestra seguridad que ir conduciendo con llantos del bebé. La irritación del conductor y del niño irán en aumento y repercutirá en la seguridad. Una parada a tiempo vendrá bien para asegurar qué origina la protesta y seguir camino de forma segura.

8.Aunque pares dos minutos, nunca los dejes solos. No vale ninguna excusa.

9.Atención con las puertas. Asegúrate que has activado el sistema de seguridad para que se abran las puertas. A partir del año todo les llama la atención y tocan todo lo que tienen a su alcance.

10.Lleva a mano medicación para los mareos. Evitarás consecuencias incómodas y los viajes serán más cómodo.