El héroe de la 52ª Targa Florio sólo había corrido una carrera antes, con Vic Elford, en Sebring 1968 y, en esta ocasión, acabó retirándose en la vuelta 70.

Después de la victoria en la Targa nunca volvió a correr como coche “Works” (oficial de fábrica), de hecho los 907 fueron reemplazados por los 908 un año después, en 1969.

El 907-025 fue vendido a manos privadas y acabó en carreras de clásicos en USA, hasta que el norteamericano Dale Miller lo adquirió en los años 90.

El coche, necesitaba una gran restauración, por lo que Dale acude a Patrick Scally Motorsports (USA), que lo desmonta totalmente panel a panel, para devolverlo a sus especificaciones originales, restaurándolo totalmente, incluida amortiguación, caja de cambios, etc.

Foto 2 entrada 4Los paneles en peor estado fueron sustituidos y se dedicaron muchas horas de  trabajo sólo para buscar y reproducir exactamente los colores de la Targa Florio 1968. Scally es un gran especialista en Porsche clásico racing y ha restaurado todo tipo de modelos, desde el Porsche 904 al 917, pero dijo que éste era “especial” y que su “especialidad” era debida a su motor.  

Foto 1 entrada 4

Éste motor fue llevado a restaurar a Carl Thompson Inc en el Sur de California, uno de los pocos sitios en el mundo que se atrevían con el type 771. Una vez restaurado, su propietario actual pasó a ser el Doctor Julio Palmaz, de Texas (USA).

1969.carrera
www.soloporsche.com