A un mes para que termine el 2012 y comience un nuevo año, aunque a muchos dé cierto escalofrío (cosas de supersticiones), llega el momento de hacer balances y pensar también en buenos propósitos. Hoy os proponemos diez fórmulas muy sencillas de poner en práctica con las que conseguiréis un gran ahorro con vuestro coche en 2013.

propósitos de ahorro con el coche

1. Cuida tu coche: Es la regla número uno. Al igual que nos proponemos hacer deporte y cuidarnos más para mantenernos saludables, el mantenimiento de nuestro vehículo es básico para que esté en plena forma, no sólo en términos de automoción sino también en seguridad. Las revisiones a tiempo evitarán gran parte de futuras averías.

2. Lleva un control de los gastos: Conviértete en tu propio gestor llevando el control de los gastos ocasionados por el uso del vehículo, como el combustible, mantenimiento, multas… Ahora es muy fácil con ciertas aplicaciones para móviles.

3. Aprovéchate de las ofertas: Cada vez son más los talleres y centros de reparación que ofrecen a sus clientes ventajas económicas en sus servicios de reparación, mantenimiento y repuestos. Encontrarlas en tan sencillo como hacer la búsqueda filtrada por el buscador de ofertas de Reparamiauto.

4. Reposta en la gasolinera más barata: Con los precios de la gasolina por la nubes (y con la incertidumbre de hasta dónde podrán llegar en 2013), localiza la gasolinera que disponga de mejores precios. Recuerda que por ley los puntos de suministro han de comunicar semanalmente sus precios, encontrando diferencias de hasta 9 euros en cada repostaje.

5. Toma decisiones eficientes: Lo más barato puede convertirse a largo plazo en un coste muy elevado, por lo que decisiones como elegir nuevos neumáticos es mejor basarlas en las recomendaciones de nuestro mecánico de confianza o en información como la ofrecida por el nuevo etiquetado europeo.

6. Ecológico también significa ahorro: Los avances tecnológicos y los nuevos sistemas ecoenergéticos que están incorporando cada vez más las marcas de automóviles, ayudan al ahorro a largo plazo gracias a un consumo más eficiente, entre otros aspectos. También como conductores podemos aplicar ciertas conductas eficientes que nos van a revertir en nuestro bolsillo.

7. Sé previsor: En general ser previsor es un comportamiento que ayuda a conseguir más ahorro, por lo que aplicado a nuestro coche también funciona. Preparar los desplazamientos largos o estar atento al mantenimiento del vehículo son hábitos que al final se traducen no sólo en menor gasto, sino también en tranquilidad y seguridad.

8. Pon tu coche en manos de tu mecánico de confianza: La crisis económica ha provocado, entre otras muchas situaciones, la aparición de talleres ilegales. La falta de garantía en las reparaciones te puede salir muy cara, por lo que siempre acude a centros de reparación de confianza.

9. Compártelo: Además de ahorrar existen fórmulas que te permiten ganar dinero con tu coche y que vimos anteriormente en el blog. Compartir trayectos como conductor o como pasajero o el alquiler entre particulares es una posibilidad real y práctica que se está popularizando, especialmente entre usuarios de Internet.

10. ¿Coche para todo?: Sin desterrar totalmente el coche, posiblemente, haya ocasiones en las que no sea necesario hacer uso de él. La bicicleta o el transporte público son alternativas más económicas que podemos incorporar en nuestros desplazamientos.

¿Cuál es tu propósito de ahorro para el nuevo año?

Bujías
Soy la mascota de Reparamiauto.com. Te traigo las mejores ofertas para la reparación o mantenimiento de tu coche. También te doy consejos para ahorrar. Puedes encontrarme también en nuestra página de Facebook.